DATOS PRÁCTICOS DE NAVARRO

¿Cómo llegar?GPS: S 35°01′00″  W 59°17′00″

Desde la Ciudad de Buenos Aires tomás por Autopista Ricchieri hasta Rotonda Ruta 3 (Cañuelas), seguir por Ruta 205 hasta Lobos. Aquí no hay que entrar,  seguir hasta la Ruta Provincial 41, girar en sentido derecho y continuar alrededor de 20 kilómetros hasta la ruta de ingreso a Navarro. Otro camino posible es por Acceso Oeste y tomar la Ruta Provincial 200 hasta llegar a destino.

¿Dónde comer?

Hay varios restoranes, a mi me gustó mucho La Protegida, un viejo almacén de 1926 que hace comidas típicas (picadas tradicionales, empanadas fritas, locros, carbonadas y guisos). El menú es corto pero delicioso. Suele haber payadores y música en vivo.
Para los que busquen algo más refinado está El Viejo Laurel, con chef formado en España y recomendado por Lonely Planet. También están El Rastro, La Fernanda de Navarro y la nombradísima La lechuza, entre otros, estos últimos con el típico menú de campo.

¿Qué hacer?

Luego de almorzar hay varias cosas por ver: para disfrutar del aire libre se puede ir a tomar mate a la laguna, o visitar el Aeroclub Navarro donde se pueden hacer bautismos de parapente. Si les gusta la historia, hay varias opciones, el Museo Histórico (objetos de la vida diaria, calle 22 e/7 y 9), Museo Biográfico Cnel Manuel Dorrego (monumento en conmemoración de su fusilamiento, ruta 41 km 155), Réplica Fortín de San Lorenzo de Navarro (calle 22 e/119 y 121), Pulpería de Juan Moreira (la última pulpería que conserva Navarro, calle 24 Nro 1786), Museo Ferroviario (ver nota aparte, boulevard 34 esquina 13), Almacén Museo La Protegida (boulevard 19 esquina 30).

¿Dónde dormir?

Hay un complejo de cabañas frente a la laguna llamado Laguna Soleada que, sin grandes lujos, permite pasar unos días en esta localidad.

Pulpería de Juan Moreira
Sebastián Cabrera

Sebastián Cabrera

Soy un periodista argentino que viajo porque me apasiona y escribo porque, sencillamente, no puedo evitarlo.
Desde niño sentía que las vacaciones no estaban completas hasta que compartía mis aventuras en el recreo de la escuela. Ahora, de grande, ya no tengo el recreo pero sí este blog. La esencia es la misma.

Es bueno conocer la opinión de los lectores, podés dejar tu comentario para enriquecer el sitio.
Si te resulta útil el blog te invito a acompañarme con un "me gusta" en la página de facebook.
Sebastián Cabrera

Latest posts by Sebastián Cabrera (see all)

También escribí sobre esto ¿Los leíste?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *