DIARIO DE LAS GALÁPAGOS VII: SAN CRISTÓBAL, LA MEJOR (parte I)

 
 IMG_1399TAPA
[VIAJE RETRO – 2011] Continúo el Diario de las Galápagos, un viaje hecho antes de empezar el blog 
[Aclaración] Dividí el contenido del post en dos partes para que sea más ágil su lectura. En la segunda entrega estarán los datos prácticos con precios y direcciones.

IMG_1381e

     Lobos marinos. No perros, ni gatos, ni palomas, en Puerto Barquerizo Moreno lo que más hay son lobos marinos. Y están en todas partes: en el muelle, en las escaleras, en los bancos, en los canteros. Son los reyes del lugar. Y su rugido, solo interrumpido por el ruido del mar, es la banda sonora que acompaña a su simpática estampa.

IMG_1382e IMG_1384e

     Así te recibe la capital de la Provincia de Galápagos y principal ciudad de la isla de San Cristóbal. Desembarcás en su bonito muelle y comenzás a ver ejemplares de todos los tamaños y en las situaciones más diversas, y entonces, cámara en mano, no parás de sacarles fotos hasta salir de su Malecón.

IMG_1390e IMG_1407e IMG_1416e

     A primera vista ya son evidentes las diferencias con Santa Cruz, no solo porque aquí los reyes son los lobos marinos y no los pelícanos sino también porque es distinta su geografía, Puerto Ayora no tiene playas y en Puerto Barquerizo Moreno abundan, lo que le da otras posibilidades de contacto con la naturaleza.

     Hay dos maneras de llegar hasta allí, en avión (Lan, Tame y Aerogal) o en ferry (desde Puerto Ayora). Yo llegué por esta última vía, son poco menos de dos horas de una lancha rápida que circula saltando entre las olas por lo que no está de más tomarse algún medicamento anti mareos.

P1140051e P1140046e

      Luego de conseguir hotel (Los Cactus, cumplía con las 3 B, bueno, bonito y barato) dediqué poco más de tres días a conocer esta hermosa isla a pesar de que en algunos pasajes la lluvia lo hizo un tanto difícil.

P1140014e

     Lo que más me gustó de Cristóbal (así le dicen los lugareños) es que tenés muchas cosas para hacer por tu cuenta, sin costo y caminando. Lo primero es recorrer el Muelle Ecoturístico Artesanal, que es un amplio malecón hecho con materiales naturales que de día es utilizado por el transporte marítimo y de noche se lo ilumina para poder apreciar la vida marina (peces, rayas, lobos marinos, etc). Uno se puede pasar largos ratos observando el comportamiento de la fauna como por ejemplo ver pelícanos pescando o un lobito cachorro perseguir a un cardumen de rayas solo por diversión.

 P1140042e P1140239e IMG_1781e P1140328e

SNORKEL CON LOBOS

     Es una de las imágenes que más vi cuando empecé a investigar para ir al archipiélago y una de las cosas que se me venían negando hasta el momento. Cuando desembarqué y vi la cantidad de lobos que había en la isla me dije que allí tendría mi revancha. Y no me equivoqué. Sí, casi diría que está garantizado (pero con animales nunca se sabe) que puedas vivir la experiencia de que venga algún cachorro o lobo joven a jugarte mientras estás en el agua. Es que están en todas partes y hay gran variedad de playas y puntos de inmersión donde podés hacer snorkel y probar suerte y en la mayoría no tenés que pagar nada. Tan solo hay que juntar paciencia y llevar tu tubo y tu máscara todo el tiempo en la mochila.

 P1140110e P1140105e

       Si te alejás un poco ya encontrás playas pequeñas como Playa Mann, que está a unos 10 minutos del puerto. Es de arena blanca y se puede hacer snorkel por su buena visibilidad. Al estar muy cerca del centro suele tener muchos visitantes.

     Si continuás más hacia el norte, justo en el límite de la ciudad llegas al Centro de Interpretación del Parque Nacional Galápagos, donde en tres salas diferentes te explican el origen de las islas, la historia de los pobladores del archipiélago y los esfuerzos por preservar la biodiversidad de la región. La entrada es gratuita y el horario es de lunes a domingo de 6.30 hs a 17.00 hs. El lugar es sencillo e interesante y te ayuda a contextualizar ese extraño mundo que son las Galápagos, sobre todo si no tuviste la oportunidad de hacer alguna excursión con un guía naturalista.

 IMG_1544e IMG_1618e P1140186e

     Está bueno, además porque se puede combinar con otros dos atractivos que se encuentran allí, el Cerro Tijeretas y Punta Carola, con lo que se convierte en un paseo de media jornada (o más, dependiendo de los gustos de cada uno).

     Desde el Centro de Interpretación parte un sendero de 2,5 km hacia el Cerro Tijeretas, que se llama así por la gran cantidad de fragatas o “tijeretas” que anidan en él. El recorrido completo demora unas dos horas porque tiene varios miradores y puntos de interés. Entre los meses de junio y octubre se puede observar el paso de las ballenas, pero si no se tiene tanta suerte hay infinidad de pájaros y reptiles que habitan la zona como para hacer algún avistaje. Por ese mismo sendero se puede bajar a la Bahía del Cerro Tijeretas, que no tiene playa sino que se parece más a un lago de la patagonia por su costa pedregosa. Lo que sí tiene es un pequeño muelle desde el que se ingresa al agua.

P1130981e P1130997e P1130991e

     Cuando bajé me quedé un rato disfrutando del paisaje imponente mientras juntaba fuerzas para meterme al mar dado que estaba medio fría el agua y que había una manada de lobos marinos bastante grandecitos que un poco me intimidaban. Estuve un rato dudando hasta que un ruido me llamó la atención. Levanto la vista y veo un pedazo de pescado volando, al instante un lobo marino que va rápido a atraparlo, lo muerde, lo revolea de nuevo y lo va a buscar. ¡Estaba jugando como un perro con un palito! No dudé más y me tiré al agua, iba a cumplir mi sueño de nadar con lobos. (Va video del momento)

LOBO JUGANDO (GALAPAGOS) from Cruzar la puerta on Vimeo.

     Al principio me costó un poco, no me animaba a acercarme, así que me dediqué a recorrer un poco la costa persiguiendo peces entre las rocas. Lo que más me llamó la atención fue un pequeño cardumen de peces aguja que nadaban casi al ras de la superficie. Cuando me meto en una especie de cueva siguiendo una tortuguita me pasa una sombra al costado, me doy vuelta y era un lobo que me miraba. No era chiquito, tenía un tamaño considerable así que no me moví mucho porque no sabía cómo había que comportarse en esa situación, simplemente me puse a disfrutar como me pasaba por abajo y por arriba, se acercaba y se alejaba en un simpático juego.  Duró un ratito hasta que  se cansó y se fue, pero mi emoción duró bastante más. Mi primer acercamiento no había sido como lo imaginaba, pero fue genial de todos modos. Nadé un rato más hasta que el frío del agua me invitó a seguir caminando.

P1140054e

Hasta aquí la primera parte de San Cristóbal, todavía faltan más playas, más experiencias con lobos, buceos y todos los datos prácticos para que planifiques tu viaje. Todo en la parte II (continuará…)
Sebastián Cabrera

Sebastián Cabrera

Soy un periodista argentino que viajo porque me apasiona y escribo porque, sencillamente, no puedo evitarlo.
Desde niño sentía que las vacaciones no estaban completas hasta que compartía mis aventuras en el recreo de la escuela. Ahora, de grande, ya no tengo el recreo pero sí este blog. La esencia es la misma.

Es bueno conocer la opinión de los lectores, podés dejar tu comentario para enriquecer el sitio.
Si te resulta útil el blog te invito a acompañarme con un "me gusta" en la página de facebook.
Sebastián Cabrera

Latest posts by Sebastián Cabrera (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *