DIARIO DE LAS ISLAS GALÁPAGOS

Preparando el viaje ¿Qué sabe usted de las Galápagos?

Primer caso:
-Nos vamos a las Galápagos…
– Huau! Qué bueno, ¡El Caribe!
Primera verdad sobre las Galápagos: la gente no tiene ni idea dónde quedan.
Segundo caso:
-Nos vamos a las Galápagos…
– ¡Qué bueno! Van a ver tortugas…
Segunda verdad sobre las Galápagos: sólo conocen las tortugas.
Tercer caso:
-Nos vamos a las Galápagos…
– Uff… caro, no?
Tercera verdad sobre las Galápagos: todos creen que es carísimo.
Corolario sobre las Galápagos: en Argentina nadie sabe nada sobre las Galápagos.
   La apertura de la ruta aérea Buenos Aires-Galápagos (caprichosa, por cierto) por parte de LAN corrió el velo que tenían estas islas para los viajeros argentinos que se enfrentan ahora al desafío de entender de qué se trata esto de visitar el archipiélago.  Al igual que permanecieron siglos escondidas de los navegantes hasta que fueron descubiertas en 1535 por Fray Tomás de Berlanga, las “islas Encantadas” no son fáciles de hallar, hoy en día, en internet. Escasean las páginas web con buena información, las que hay no brindan todos los datos que uno necesita y pareciera que la única forma de conocerlas es mediante un crucero, algo que encarece notablemente cualquier viaje. Es por esto que, para la gente de presupuesto acotado y para los que no les simpatiza la vida a bordo, desde CRUZAR LA PUERTA1 les proponemos una visita a las maravillosas Galápagos conociendo sus mayores atractivos y sin la necesidad de subirse a un crucero. Vengan con nosotros.
León Dormido. Isla San Cristóbal
Nota1 : este viaje jamás hubiera podido armarse sin el inestimable aporte de los foros de viajeros.com y losviajeros.com, pero, sobre todo, de los diarios de Juan José Lago y Loloviajero, a todos ellos muchísimas gracias. Sebastián.
Sebastián Cabrera

Sebastián Cabrera

Soy un periodista argentino que viajo porque me apasiona y escribo porque, sencillamente, no puedo evitarlo.
Desde niño sentía que las vacaciones no estaban completas hasta que compartía mis aventuras en el recreo de la escuela. Ahora, de grande, ya no tengo el recreo pero sí este blog. La esencia es la misma.

Es bueno conocer la opinión de los lectores, podés dejar tu comentario para enriquecer el sitio.
Si te resulta útil el blog te invito a acompañarme con un "me gusta" en la página de facebook.
Sebastián Cabrera

Latest posts by Sebastián Cabrera (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *