¡EL BLOG EN EL DIARIO!

ona-y-diario

 

Como parte de un informe sobre cómo es viajar en familia a destinos poco convencionales, la gente del diario La Nación (uno de los más importantes de Argentina) se contactó con nosotros por medio de La Comunidad Viajera. Es así que el blog se hizo papel por un rato cuando me pidieron que les escriba una nota de opinión fijando mi posición al respecto. De esta manera tuvo lugar mi debut como cronista en un medio gráfico y en el diario apareció así:

_MG_5075-nota

Ver tu nota impresa en papel y en un diario de tirada nacional genera un cosquilleo especial. Por eso no quiero dejar pasar la oportunidad de agradecerles dado que fueron muy respetuosos de lo escrito y únicamente optaron por un título distinto al que yo había sugerido ( que era “¿Por qué vinimos hasta acá?”). Así es que tuvimos un desayuno divertido y diferente rodeados de ejemplares del periódico para coleccionar y repartir a nuestros familiares.

_MG_5071-diario

Si quieren ver la nota en La Nación en su versión online clickeen acá, de lo contrario les dejo el texto original que escribí:

¿POR QUÉ VINIMOS HASTA ACÁ?

El sol abrasador se iba apagando lentamente sobre el desierto y nosotros permanecíamos agazapados, cámara en mano, a la espera de que el atardecer cayese sobre las dunas.  Agotado y orgulloso me doy vuelta para ver las sonrisas de mi familia, y entonces la nena me dice… ¿por qué vinimos hasta acá?

Sí, señores, la vida del padre viajero (padrastro, en mi caso) tiene sus bemoles. A las archifamosas frases ¿ya llegamos?, ¡me aburro! y ¿cuánto falta?, el diccionario  del mini trotamundos le suma la categórica ¿por qué vinimos hasta acá?

Es que si lograr un viaje armonioso en pareja resulta algo complicado, llevar a buen puerto uno con niños es, simplemente, una tarea titánica. Máxime si el destino es poco convencional. Sépanlo, ellos no negocian.

No importa que hayamos atravesado 2.500 km de llanuras, montañas,  diluvios, noches de dormir en el auto, y hasta cruzado los Andes a 5.000 metros de altura con miedo a quedarnos sin frenos, luchando contra el soroche1, para llegar al mágico San Pedro de Atacama, los chicos siempre prefieren la playa. Siempre.

¿Cómo logramos, entonces, levantarlos a las 4.00 am con 5 grados bajo cero para ir a ver géiseres, o convencerlos de explorar la desconocida Catamarca o embarcarnos en un mar picado para ver ballenas? La clave son las dos P, paciencia y playa. Practique el arte de la seducción y haga la única promesa que puede lograr mantenerlos tranquilos en el automóvil a través de kilómetros de yermo desierto chileno o monótona estepa patagónica: al final vamos a ir a la playa.

 Agua y arena, esta simple combinación de elementos funciona como antídoto infalible para la ansiedad infantil (reforzada, en lo posible, por el inestimable aporte de una tableta o computadora portátil).

Cual zanahoria delante del carruaje, si intercalamos jornadas de playa en nuestro itinerario podremos convencerlos de hacer casi cualquier cosa. Y lo mejor es que lo disfrutarán mucho. Siempre recuerde aplicar las dos P. Y si no estamos cerca de una playa al menos debemos asegurarnos que haya alguno de sus componentes. Agudizando el ingenio y la curiosidad encontraremos dunas para hacer sandboard en plena puna, o hielo, o nieve, por ejemplo, o animales para perseguir, o, tal vez, una laguna en la que se flota como en el Mar Muerto en medio del salar atacameño.

Piense como chico, abandone los prejuicios sin olvidar echar mano a una buena cantidad de juegos y disparates, y el éxito estará asegurado. Recuerde que, al fin y al cabo, ser niño no estaba tan mal.

1 Mal de altura

Ona-y-Seba-Valle-de-la-luna-Chile-edit

 

Sebastián Cabrera

Sebastián Cabrera

Soy un periodista argentino que viajo porque me apasiona y escribo porque, sencillamente, no puedo evitarlo.
Desde niño sentía que las vacaciones no estaban completas hasta que compartía mis aventuras en el recreo de la escuela. Ahora, de grande, ya no tengo el recreo pero sí este blog. La esencia es la misma.

Es bueno conocer la opinión de los lectores, podés dejar tu comentario para enriquecer el sitio.
Si te resulta útil el blog te invito a acompañarme con un "me gusta" en la página de facebook.
Sebastián Cabrera

Latest posts by Sebastián Cabrera (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *