GUÍA: ¿CÓMO ARMAR UN VIAJE CON NIÑOS?

_MG_9828CARATULA

    Está claro que viajar en familia es uno de los mayores placeres que existen, sin embargo si no prestamos atención a una serie de cuestiones preliminares nuestro viaje soñado puede llegar a convertirse en algo para el olvido. Para evitar gran parte de los contratiempos que se pueden presentar elaboramos esta guía. En ella notarán varios puntos específicos del viajar en familia y otros que no difieren de cualquier planificación regular, decidimos incluirlos todos porque al incluir a los niños en el proyecto lo mejor es  extremar los cuidados.

¿Qué van a encontrar en la guía? Todo lo que necesitan saber, desde dónde averiguar qué vacunas necesito para viajar a un país exótico a cómo armar un botiquín de primeros auxilios,  pasando por la documentación requerida para salir del país con un menor (con o sin sus padres), qué tipo de descuentos tienen a la hora de comprar un pasaje, y hasta consejos sobre cómo armar el itinerario. La información más completa y con enlaces a las páginas que vas a necesitar en un solo post.   Para una lectura más organizada hemos dividido la información en cuatro grandes tópicos: Salud, Documentación,  Transporte (incluye tipos de pasajes, viajar en vehículo y aduana) y Otras Cuestiones Organizativas.

_MG_5087w

I. SALUD

Es el principal tema a tener en cuenta a la hora de pensar un viaje con niños. Si bien nunca podremos asegurarnos de que nada les vaya a pasar, existen una serie medidas preliminares que podemos tomar para estar mejor preparados en el caso de un accidente o urgencia.

Infraestructura. Lo primero que debemos hacer es investigar con qué tipo de infraestructura médica cuenta el lugar que visitaremos. ¿Qué tipo de centros de salud existen allí? ¿Hay hospitales o sólo salas de emergencia? ¿Dónde se ubica el hospital más cercano? Queda claro que cuanto más pequeña sea la localidad que visitemos más atentos debemos estar a esta cuestión, máxime si no contamos con transporte propio. No se trata de descartar ningún lugar de antemano sino de contar con la información necesaria como para saber cómo actuar.

Cobertura. Si contamos con obra social o medicina prepaga siempre es conveniente averiguar de antemano dónde debemos atendernos y, de ser posible, llevar una lista junto con nuestra documentación y carnets. Si viajamos al extranjero este punto es fundamental: siempre saber a dónde debemos concurrir en caso de urgencias, cuanto más cosas tengamos solucionadas previamente  menor será el margen de error en caso de emergencia. Es muy recomendable siempre contar con algún tipo de cobertura médica si se viaja al extranjero, es el último gasto en el que se debe ahorrar. Existen muchas empresas de asistencia médica en viajes como para poder optar por la más apropiada. Todas deben brindarle de forma clara cuál es el protocolo a seguir en caso de necesitar asistencia y el detalle de cuáles son los límites de dicha cobertura.

Aclaración: Si usted es argentino, está por visitar un país limítrofe y cuenta con medicina prepaga, consulte primero con ellos si no tienen cobertura en el exterior (algunas lo tienen en países como Brasil y Chile, por ejemplo).

Requisitos sanitarios del país a visitar. Puede ocurrir que un país extranjero exija algunas vacunas para los visitantes provenientes de una región determinada (generalmente zonas epidémicas). Por ejemplo en el año 2010 Sudáfrica requería la vacuna contra la fiebre amarilla para todos los visitantes argentinos. ¿Cómo se averigua esto? A través de las embajadas de los lugares a visitar. Un buen buscador de embajadas online es éste.

Medidas profilácticas a tomar antes del viaje. Antes de viajar a otro país (sea exótico o no) siempre es conveniente consultar con un experto en medicina del viajero para interiorizarnos sobre si debemos tomar alguna medida en particular como, por ejemplo, vacunarnos o tomar un medicamento determinado. Obviamente existen en internet sitios donde podemos chequear las vacunas recomendadas según el país como por ejemplo éste,  pero siempre es más recomendable visitar a un médico.

En Argentina este tipo de vacunas se pueden conseguir de manera gratuita a través de la oficina de Sanidad para Fronteras. En su página web están todas las direcciones a las que podemos acudir.

Botiquín de primeros auxilios. Fundamental a la hora de prevenir inconvenientes. El tipo de artículos a llevar dependerá de las necesidades de cada viajero, sin embargo existen una serie de elementos que recomienda el Ministerio de Salud que no deberían faltar :

Repelente para insectos (con DEET); alcohol en gel; antiséptico; protector solar; bandas adhesivas; gasas esterilizadas; guantes de látex; termómetro; tijera; tabletas potabilizadoras de agua (según destino); medicamentos: analgésicos, antifebriles, antidiarreicos; sales de rehidratación oral (para el tratamiento de la diarrea del viajero); medicación con receta médica según patología preexistente (diabéticos, hipertensos, asmáticos, etc.).

Según el destino y el tipo de viaje se pueden incluir otros productos medicinales o de aseo personal. Así como un listado de teléfonos útiles de emergencias. Las personas que tienen indicación médica de consumir algún tipo de medicamento no deben olvidar llevar un certificado firmado por el profesional de la salud, declarando que el viajero necesita esa medicación. Además, para evitar complicaciones en la aduana, se deben declarar previamente y deben ser transportados en su caja original y solamente en la cantidad normal requerida para uso personal.

_MG_5079w

II. DOCUMENTACIÓN

Si viajamos dentro de nuestro propio país no necesitamos ninguna documentación personal diferente a la que usamos cotidianamente, pero si vamos al extranjero es importante consultar qué tipo de identificaciones o autorizaciones necesitamos para cruzar la frontera (siempre deben estar en buen estado de conservación).  El organismo que nos informa de este tipo de trámites es el Ministerio del Interior, en el caso de Argentina los requisitos son:

1- Los argentinos con destino a países miembros o asociados del  MERCOSUR: (Uruguay; Paraguay; Brasil; Chile; Bolivia; Ecuador; Venezuela; Colombia; Perú) deberán presentar Documento Nacional de Identidad; Cédula de Identidad MERCOSUR, expedida por la Policía Federal Argentina; Cédula de Identidad Provincial, expedida por los Gobiernos Provinciales (para Bolivia, Chile y Foz do Iguaçú -según Acuerdo sobre Facilitación Turística-); o Pasaporte Vigente.

2- Los argentinos con destino a países extra MERCOSUR, deberán presentar alguno de los siguientes documentos: Pasaporte argentino Vigente, Pasaportes de Nacionalidad Adquirida con los cuales la República Argentina ha firmado Acuerdos de ese tenor (España-Italia-Noruega-Suecia-Panamá-Colombia-Chile- Ecuador- El Salvador- Estados Unidos hasta el 20/10/1981- Honduras-Nicaragua) acompañado este por el Documento Nacional de Identidad

3- ¿Qué pasa con los niños?

Si se viaja con menores, a estos documentos válidos se debe agregar la siguiente documentación :

  • Si viajan con ambos padres: – Partida de Nacimiento, Libreta Civil de Matrimonio o Autorización de Viaje; con el fin de demostrar la Filiación (Originales)
  • Si viajan con sólo uno de sus padres: – Permiso/Autorización de Viaje del padre faltante dada ante autoridad judicial, escribano u otra autoridad pública competente*. – Partida de Nacimiento, o Libreta de Matrimonio; con el fin de demostrar la Filiación (Originales).
  • Si el menor viaja acompañado de un mayor que no son sus padres: – Documento Válido de Viaje. – Permiso/Autorización de Viaje de los padres: Autorización de los padres dada ante autoridad judicial, escribano u otra autoridad pública competente (originales) con los siguientes requisitos: 0 a 17 años: Debe contener país de destino y datos de la persona que lo acompaña (nombre, apellido, tipo y número de documento y domicilio).
  • Si el menor viaja solo: – Documento Válido de Viaje. – Permiso/Autorización de Viaje de los padres dada ante autoridad judicial, escribano u otra autoridad pública competente (originales) con los siguientes requisitos:
    0 a 13 años de edad: La autorización de los padres debe contener país de destino y datos de la persona que lo recibirá (nombre, apellido, tipo y número de documento y domicilio) 14 a 17 años: La autorización de los padres debe contener país de destino.

Existe un caso más complejo que tiene que ver con los menores que sean a su vez hijos de padres menores de edad, para conocer más sobre el reglamento completo sobre el egreso de menores del país se puede consultar acá.

Visados. Si viajamos al extranjero es importante saber si necesitaremos de una visa de ingreso. En el caso de Argentina cabe aclarar que no se precisa visa para visitar nuestros países limítrofes ni los asociados al MERCOSUR. Para corroborar si necesitamos un visado podemos consultar en la siguiente página.

*Si Ud. vive en la Ciudad de Bs. As., dicho permiso lo tramita ante escribano público y lo legaliza ante el Colegio de Escribanos de esta ciudad; si su domicilio es de Provincia, similar trámite u opcionalmente ante la justicia en lo civil del departamento judicial de su zona

IMG_20141114_121304515_HDRw

 

III. TRANSPORTE

 A- PASAJES

Aéreos. A la hora de sacar pasajes aéreos para menores es importante saber que: los niños menores de 2 años que viajen en la falda de un mayor generalmente no pagan boleto (algunas empresas pueden cobrar el 10% del pasaje) pero no pueden ocupar un asiento ni llevar equipaje. Si ocupa un asiento individual debe pagar la tarifa correspondiente a menores de entre 2 y 12 años y podrá facturar la misma cantidad de equipaje que un adulto (20 kg por persona en clase turista). Los niños mayores a 2 años deben ocupar asiento individual sí o sí. El precio que se paga este tipo de pasaje dependerá de la aerolínea en cuestión y el destino del viaje (en vuelos de cabotaje puede ser de hasta el 50% del pasaje de un adulto y en internacionales no supera el 33%).

Autobuses. En el caso de los micros de larga distancia suelen existir descuentos según el país.  En Argentina no pagan boleto los menores de 5 años siempre y cuando viajen en la falda de un adulto. Por cada mayor responsable solo puede viajar un menor de 5 años  y la empresa de buses está obligada a contratar un seguro para el niño.

Trenes. Al igual que con los buses, hay que averiguar según el país.  En los ferrocarriles argentinos  los niños de entre 3 y 12 años pagan sólo el 50% del pasaje y a los menores de 3 no se les cobra ticket (puede ser que les cobren una pequeña suma en concepto de seguro -consultar con la empresa en cada caso).

B- VIAJAR EN VEHÍCULO

-Por Argentina

Documentación. Para circular por nuestro país necesitamos: Licencia de conducir correspondiente al tipo de vehículo, DNI o cédula de identidad,  Cédula verde ó  Cédula azul (en caso de circular en un vehículo que no sea de su propiedad y que la cédula verde se encuentre vencida),  Oblea de RTO (Revisión Técnica Obligatoria) o VTV (Verificación Técnica Vehicular),  Comprobante de póliza de seguro obligatorio vigente.

Medidas de seguridad. Además es necesario que posea matafuego y balizas portátiles normalizadas; que el número de ocupantes guarde relación con la capacidad del auto; que los menores de 10 años viajen en el asiento trasero y los menores de 4 años se encuentren en asientos de retención infantil; que sus ocupantes utilicen cinturón de seguridad; que tratándose de una motocicleta, sus ocupantes lleven puestos cascos normalizados. Ocasionalmente se podrá solicitar el botiquín de primeros auxilios.

Para más información sobre medidas de seguridad, cómo deben viajar los niños y demás recomendaciones dirigirse a la página de Luchemos por la Vida.

-Ir al extranjero.

Documentación. Además de alguno de los documentos válidos de viaje (ver apartado II), para cruzar la frontera en vehículo necesitamos:  La cédula verde o Cédula Azul, el seguro del automotor con cobertura internacional (generalmente se tramita online con la aseguradora), grabados en los cristales del automóvil la numeración alfanumérica correspondiente a su dominio.
Se aconseja que en caso de no ser propietario del vehículo automotor y no poseer la Cédula Azul se cuente con la autorización de la persona titular, certificada ante escribano público.

Además el conductor deberá contar con el comprobante de pago de la patente (impuesto a los Automotores o impuesto a la radicación del vehículo); el certificado de haber cumplimentado la Verificación Técnica Vehicular (VTV) y la cédula amarilla (para autos con GNC).

Viajes por tierra a países no limítrofes.  Se debe utilizar la Libreta de Paso por Aduanas, que en la actualidad sólo es emitida por el Automóvil Club Argentino. Hay un plazo máximo de permanencia temporal en el exterior de 180 días. El trámite se puede hacer en los consulados argentinos en el exterior.

Licencia Internacional de Conducir. Es la licencia que te habilita a manejar en cualquier país del extranjero. Tiene validez de un año y debe ir acompañada de tu licencia de conducir regular de tu país. Si bien no todos los países la exigen es importante tenerla para evitar cualquier problema a la hora de un siniestro. Si sos argentino la tenés que tramitar con el ACA (Automóvil Club Argentino) y podés averiguar los requisitos aquí.

Importante: Si sos argentino y viajás a un país limítrofe no necesitás sacarla, alcanza con tu licencia regular de conductor. También existe un convenio de los países miembros del MERCOSUR por lo que tampoco necesitás sacar la licencia internacional si sos ciudadano de alguno de los países pertenecientes a él.

Fronteras. Siempre es conveniente averiguar horarios de los pasos fronterizos y si estos se modifican según la época del año, como así también las características del camino a transitar. Los pasos a Chile pueden cerrarse en época invernal debido a la nieve, por ejemplo.

Mascotas. Si viajamos con mascotas deben tener una autorización especial del Senasa. Se debe tramitar un Certificado Veterinario Internacional en una dependencia de ese organismo en el Puerto de Buenos Aires (Estación de cuarentena Lazareto Capital) con distintos requisitos según se vaya a viajar a Chile o al resto de los países limítrofes.

IMG_20141114_103859154w

C- ADUANA

Más allá de la documentación a presentar, cuando salimos del país también debemos saber qué podemos sacar o entrar por la frontera. En el caso de Argentina las disposiciones son las siguientes:

-Egresos.

¿Qué declarar? Los elementos que llevamos en el equipaje que sean importados, como la cámara fotográfica, filmadora, computadora portátil por ejemplo, deben ser declarados y exhibidos ante el servicio aduanero y registrados. Esto nos evitará el pago de tributos que gravan la importación para consumo, en el regreso al país.

Prohibiciones. No se pueden sacar del país armas de fuego sin la correspondiente autorización del Registro Nacional de Armas – Renar,  mercaderías de exportación prohibida por razones de seguridad pública, Defensa Nacional, salud pública y sanidad.

Tampoco podemos sacar del país divisas por sumas superiores a 10.000 dólares, salvo que el movimiento lo realicemos mediante entidades financieras y cambiarias, con las autorizaciones correspondientes. Los viajeros menores de 16 años no emancipados sólo podrán llevar un importe máximo de 5.000 dólares. Los pesos argentinos quedan exceptuados de esta limitación, pero cuando el importe total a egresar sea igual o superior al equivalente a 10.000 dólares deberemos declararlos en Aduana mediante un formulario. En todos los casos para la conversión de monedas se toma como referencia el tipo de cambio vendedor fijado por el Banco de la Nación Argentina correspondiente al día hábil anterior al de la salida del país.

-Ingresos.

Se puede ingresar: Ropa y objetos de uso personal usados; libros, folletos y periódicos;  otros artículos que no tengan finalidad comercial.
No se puede ingresar: Efectos pertenecientes a terceras personas; mercadería con finalidad comercial; armas de fuego sin autorización del organismo competente; mercaderías de importación prohibida por razones económicas (salud, seguridad, etc.)

Compras. Desde países limítrofes podemos ingresar mercaderías nuevas hasta un límite de U$S 150, más otros U$S 150 de compras en el Duty Free Shop. Todo esto por persona.

Desde países no limítrofes podemos ingresar mercaderías nuevas hasta un límite de U$S 300 (U$S 150 para menores de 16 años). Beneficio adicional de U$S 300 (U$S 150 para menores de 16 años) para bienes adquiridos en tiendas libres (Duty Free Shop) de llegada.
En ambos casos el excedente abona el 50% en impuestos.

_MG_1768w

 

IV. OTRAS CUESTIONES ORGANIZATIVAS

De nuestra experiencia surgen otros puntos a tener en cuenta y que pueden ayudar a la hora de la planificación de un viaje con menores. Por ejemplo:

¿Como llegar y cómo irse?

Los niños suelen tener menor tolerancia y paciencia a los viajes largos por lo que siempre es muy útil conocer cómo llego al hospedaje o lugar de destino y cómo me voy a ir del mismo. Averiguar qué medio de transporte nos permitirá ir del aeropuerto o terminal hasta nuestro hotel puede ahorrarnos no sólo tiempo sino más de un dolor de cabeza cuando más cansados estamos.

Si viajamos en nuestro propio vehículo podemos estudiar el posible recorrido en el mapa, o utilizar un GPS debidamente actualizado. Si no se cuenta con GPS una buena opción para tener un primer recorrido tentativo se puede obtener de diversas páginas web, en mi caso utilizo Ruta 0 que además me ayuda a calcular el presupuesto. Para actualizar tu GPS podés hacerlo en esta página.

Alojamiento y comida.

Cuando estamos en el extranjero es muy probable que las comidas resulten diferentes a las que estamos acostumbrados en nuestro país lo que puede resultar muy atractivo para nosotros pero difícilmente lo sea para los menores. Ellos suelen sentirse más a gusto con los sabores que ya conocen que probando platos exóticos, por lo que el ir a un restaurante con aromas, recetas y condimentos extraños puede convertirse en una experiencia poco deseable. Es por eso que a la hora de elegir un alojamiento es muy útil optar por uno que tenga las instalaciones que nos permitan cocinar y así brindarles a nuestros hijos alguna comida que les resulte familiar (y en la que podemos controlar la calidad de sus ingredientes).  De esta manera economizaremos dinero y ganaremos en traquilidad.

Otro punto a tener en cuenta a la hora de escoger hospedaje si viajamos en época estival, y el presupuesto lo permite, es que en sus instalaciones tenga piscina o esté ubicado cerca del mar, un río o algún espejo de agua. El tener una pileta en el mismo complejo donde nos alojamos puede simplificar el manejo del tiempo libre facilitando el descanso. Por su parte ubicarnos cerca de un balneario hará más sencillo los traslados y contribuirá a aportar fluidez a nuestra estadía.

Destinos.

Playa, playa y playa. Si fuera por los niños siempre elegirían un destino con mar o, en su defecto, un río, lago o cualquier espejo de agua. Aman el agua y la arena pero, ¿esto significa que no podremos elegir otro tipo de viaje? No, lógicamente podemos ir a cualquier tipo de lugar siempre y cuando los tengamos en cuenta a la hora de pensarlo. ¿Qué implica esto? Que averigüemos si se puede ir con menores, si tiene actividades que ellos puedan hacer, si es peligroso para determinada edad, y, fundamentalmente, que nos pongamos en su lugar y pensemos si ellos se podrían divertir allí. Se puede hacer sandboard  en el desierto, jugar con la nieve en la montaña o visitar museos para niños en las ciudades, siempre hay opciones. Lo importante es tratar de incluir actividades para todos los miembros de la familia, darle tiempo suficiente a cada una generando un itinerario que satisfaga a todos. Tampoco pensemos que por elegir una localidad de playa tenemos todo solucionado. Por ejemplo es importante averiguar qué tipo de costas tiene ese lugar, si es un destino elegido por surfistas implica que tiene un oleaje fuerte que puede resultar complicado para niños pequeños. Toda información que podamos recolectar nos va a ayudar.

 

Itinerario fijo vs. itinerario móvil

Un itinerario móvil nos deja más margen para la improvisación en el camino, algo muy positivo y buscado por los viajeros, sin embargo cuando se viaja con niños pequeños quizás no resulte lo más cómodo. Depende del estilo de viaje de cada familia, pero, en líneas generales podemos resumir los pro y los contra de esta manera:

Fijo: Lo mejor es que tener las reservas hechas de antemano evita las tediosas búsquedas de alojamiento que pueden ser fatales para la ansiedad de los chicos cuando llegamos a una ciudad, sobre todo de noche.  Lo peor es que su esquema rígido nos marca un ritmo que quizás no va acorde a lo que finalmente estamos viviendo, puede obligarnos a cambiar de sitio abandonando un lugar en que lo estamos pasando genial o estirar una estadía en un pueblo que no nos guste.

Móvil: Lo mejor es que permite flexibilidad, poder movernos de acuerdo a nuestras sensaciones y experiencias, haciendo el viaje a nuestra medida. Lo peor es que esa falta de organización puede implicar pasar horas enteras buscando alojamiento, o tener que pagar mucho más de lo presupuestado o no conseguirlo en absoluto y quedar varados.

Se escoja el estilo que se escoja, siempre es importante tratar de no armar un viaje muy cargado. A los chicos no les gusta mucho eso de estar saliendo y llegando a lugares distintos todos los días, prefieren instalarse un poco, que haya alguna rutina, reconocer el lugar donde se alojan. Es importante dejar suficiente tiempo libre, no apretar la agenda, que haya oportunidades de volver a aquel lugar que les gustó mucho. Son cosas que valoran mucho. Si bien el itinerario móvil siempre resultará más atractivo (y es el que nosotros usamos) hay que tener en cuenta que  al estar con niños la previsibilidad es una variable que no se puede pasar por alto.

_MG_2139w

Viaje largo en auto

Muchas familias le escapan a largos tramos de ruta por resultarles casi imposibles por el aburrimiento de los hijos. Si bien es cierto que a los chicos no les gusta, es una cuestión de costumbres. No hay viaje imposible, la clave está en tratar de involucrarlos con el recorrido. Una regla que aplicamos y da buen resultado es: a tramos largos, paradas cortas. Si sabemos que nos espera una jornada de muchos kilómetros debemos ir pensando varios lugares para ir parando y haciendo más ameno el trayecto. Paramos en puntos panorámicos, carteles raros, lugares que llamen la atención y tratamos de hacerlos partícipes de la situación, que de a poco vayan empezando a disfrutar de paisaje, del camino, que entiendan que el viaje comeinza cuando salimos de casa, así iremos bajando la ansiedad de a poco. De todos modos, para hacerles el viaje más llevadero siempre vienen bien libros, juegos, computadoras portátiles, películas, una heladera de viaje para poder tener bebida y fruta fresca, y demás cosas que consideren útiles.

Varios.

A la hora de armar el equipaje siempre es bueno consultar el tipo de clima que suele hacer en el lugar de destino a través de sitios como éste, tener presente que siempre “menos es más” y que suelen ser muy útiles los objetos doble función como llevar un jarreto que pueda calentarse al fuego en lugar de un simple vaso, una navaja multifunción en vez de un cuchillo, o hasta un peluche que pueda usarse de almohada en el auto, todo lo que pueda economizar espacio será bienvenido.

Por último, consultar el voltaje y tipo de enchufes del lugar al que iremos puede ahorrarnos más de un problema a la hora de conectar un dispositivo electrónico. Cuanto más tiempo tengamos más fácil será conseguir el adaptador indicado. Pueden averiguarlo en ésta página (no tiene un diseño atractivo pero es muy práctica).

_MG_1769w

Sebastián Cabrera

Sebastián Cabrera

Soy un periodista argentino que viajo porque me apasiona y escribo porque, sencillamente, no puedo evitarlo.
Desde niño sentía que las vacaciones no estaban completas hasta que compartía mis aventuras en el recreo de la escuela. Ahora, de grande, ya no tengo el recreo pero sí este blog. La esencia es la misma.

Es bueno conocer la opinión de los lectores, podés dejar tu comentario para enriquecer el sitio.
Si te resulta útil el blog te invito a acompañarme con un "me gusta" en la página de facebook.
Sebastián Cabrera

Latest posts by Sebastián Cabrera (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *