NAVARRO

 
 
 
Navarro,  5 de Agosto de 1869. Acodado al mostrador con reja de la pulpería de Crovetto, el Teniente Alcalde Juan Córdoba compartía unas copas con los parroquianos Ruperto Cabrera y Ceferino Álvarez  sin imaginarse que a las cuatro de la tarde 29 puñaladas lo convertirían en el cadáver más ilustre del pueblo.

NAVARRO, UN VIAJE AL PASADO

 

La Protegida
    Ahora es 2012, llueve y hace mucho frío, y yo estoy mirando un terreno baldío de la calle Nro 24. No hay nada, solo un gran charco de barro en el que Francisco Riveira (68 años, de Avellaneda, Navarrense por adopción) me hace ver las huellas de la llegada de Juan Moreira a la pulpería, la provocación, y la posterior y desigual pelea que desembocara en el primer asesinato del célebre bandido. Los 6oC de temperatura nos traen de nuevo al presente y hacen evidente la necesidad de estar a cubierto e ingerir algo caliente.  A pocas cuadras de allí encontramos el sitio ideal para nuestro cometido, un almacén de ramos generales restaurado llamado La Protegida. Entre empanada y empanada de jugosa carne cortada a cuchillo que nos devuelven la temperatura corporal, Raúl Lambert, su dueño, nos amplía con lujo de detalles el inicio de la leyenda de Moreira. Es que, además de ser comerciante, Lambert es un apasionado de la historia de su localidad. Prueba de ello son las mismísimas paredes del local, repletas de objetos antiguos (carteles, botellas, frascos, adornos, utensilios) que él fue recolectado desde que, a sus 15 años, su abuela le regalara una cajita de madera con las cartas que se escribía con su abuelo; y también lo son los tres libros que lleva escritos, el último de ellos, una completísima y seria biografía titulada “Juan Moreira. Del crimen al mito”. Nos cuenta que su investigación da por tierra con el romanticismo que rondaba la vida del afamado gaucho y nos  lo pinta como un simple matón de carne y hueso.
La Protegida
La Protegida
La Protegida
    Pero no sólo de Moreira vive Navarro, varias son las cosas que podes hacer y visitar si te acercás hasta este lugar que originalmente fue un fortín cuya misión era proteger el ganado de los hacendados del Cabildo de Luján de los saqueos de los aborígenes. Hoy en día es posible hallar las huellas de ese pasado siempre y cuando se tenga un poco de paciencia, porque lo particular de este pueblo es que no está todo a la vista, no es chiquito y, por lo tanto, el recorrido no es tan obvio como en otras localidades bonaerenses. Pero con un mapa en la mano todo se simplifica. Lo más destacado es su grupo de museos entre los que resaltaría el Museo Histórico, el Biográfico Coronel Manuel Dorrego, el Ferroviario (ya citado en este blog) y el Almacén Museo La Protegida. Además de museos tenés una réplica del Fortín San Lorenzo de Navarro, varias plazas, la laguna con su recreo con bancos y árboles, y un buen número de restoranes de campo. En resumen, toda una oferta completa hacer de tu domingo una deliciosa cita con el pasado.
La Protegida
Sebastián Cabrera

Sebastián Cabrera

Soy un periodista argentino que viajo porque me apasiona y escribo porque, sencillamente, no puedo evitarlo.
Desde niño sentía que las vacaciones no estaban completas hasta que compartía mis aventuras en el recreo de la escuela. Ahora, de grande, ya no tengo el recreo pero sí este blog. La esencia es la misma.

Es bueno conocer la opinión de los lectores, podés dejar tu comentario para enriquecer el sitio.
Si te resulta útil el blog te invito a acompañarme con un "me gusta" en la página de facebook.
Sebastián Cabrera

Latest posts by Sebastián Cabrera (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *