¡RIO DE JANEIRO TODO EL AÑO!

P1190509w
Vista del cerro Pan de azúcar

Una ciudad que te permite zambullirte en el mar en invierno ya resulta atractiva de por sí, pero si a su excelente clima le sumamos playas hermosas, montañas casi selváticas, íconos turísticos mundiales como el Cristo Redentor o su Carnaval, música en cada rincón y gente alegre y colorida, obtenemos una combinación casi perfecta: Rio de Janeiro es un destino ideal para todo el año.

Mundialmente famosa por sus veranos de playas repletas, su Año Nuevo y su Carnaval, Rio de Janeiro es un polo de atracción turística que, si bien no resulta una ciudad barata, el proceso devaluatorio por el que está atravesando Brasil la hace más “amistosa” para el bolsillo viajero.

Qué ver y qué hacer

Playa:

Lo principal si el día está caluroso y soleado es disfrutar de sus hermosas playas de arenas clarísimas y olas grandes. La bahía conformada por los barrios de Copacabana y Leme tiene balnearios ideales de largas playas y una costanera muy agradable para prolongadas caminatas. Más hacia el sur se encuentran la famosa Ipanema y su vecina Leblon, muy similares a Copacabana pero de costas más angostas. Un poco más alejada está Barra de Tijuca que presume de tener las mejores playa de todo Rio. Los domingos en la plaza de Ipanema funciona una feria hippie que merece la pena y se puede combinar con la visita al célebre bar Garota de Ipanema.

_MG_5439w
Playas de Copacabana

Paseos urbanos:

Cristo redentor: es una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno y considerada la obra de art decó más grande del mundo, esta figura de Jesucristo con los brazos abiertos de 38 metros de altura se encuentra en la cima del cerro Corcovado y fue inaugurada en 1931. En su visita se observa no sólo la imponencia de la estatua sino impresionantes vistas de la ciudad. En transporte público se llega hasta la terminal desde donde sube el tren que te deja en la base del Cristo (temporada alta R 62, baja R 51, menores de 5 años no pagan; incluye la entrada al monumento). Existe la opción de subir en combis que salen del mismo lugar y son más económicas (R 25, menores de 11 años no pagan). La entrada al Cristo cuesta R 24 por adulto y los menores de 11 años no pagan. La única precaución que hay que tomar es con respecto al clima, si el día es lluvioso o muy nublado no es conveniente visitarlo porque puede no verse nada, ni Rio ni el monumento en sí.

P1190486w
Una de la maravillas del mundo moderno

Pan de azúcar: es el morro más famoso de Rio de Janeiro, ubicado en la boca de la bahía de Guanabara. Desde allí se tienen fantásticas vistas panorámicas de toda la ciudad y frecuentemente se ven a los juguetones monitos tití. En transporte público se llega hasta el coqueto barrio de Urca, una vez allí se toma el teleférico (bondinho) que nos llevará en dos trayectos hasta la cima del cerro Pan de azúcar. La entrada para adultos cuesta R 71, menores de 6 no pagan y los jóvenes hasta 21 años pagan R 35.

Santa Teresa, Lapa, el Bondinho y la escalera Selarón: Un recorrido típico es el de visitar el bohemio barrio de Santa Teresa, cercano al centro de la ciudad, donde se encuentran numerosos atelieres de artistas, bonitas vistas a través de miradores, museos y arte callejero. Hasta allí se llega en el tradicional bondinho, un antiguo tranvía que une el centro de la ciudad con este barrio y que fue reinaugurado recientemente con un trayecto menor al original. Desde Santa Teresa se puede llegar hasta la también bohemia Lapa, bajando por la famosa escalera de Selarón. Son 215 escalones revestidos con cerámicos de diferentes tamaños y colores que le fueron donando al artista chileno Jorge Selarón, quien la comenzó en 1990. Se la considera una obra de arte viva dado que se va renovando constantemente. El barrio de Lapa es conocido por sus numerosos bares y movida nocturna y también por sus Arcos, que formaron parte del viejo acueducto carioca y hoy son parte del recorrido del bondinho.

Al final del trayecto se puede visitar la Catedral de Rio de Janeiro, dedicada a San Sebastián. Es una llamativa obra modernista de forma cónica que tiene cuatro vitrales enormes que van del suelo hasta el techo.

Otras actividades: También se puede hacer el tradicional bautismo en ala delta sobre la playa de San Conrado, visitar el enorme y muy colorido jardín botánico (R 9 por persona), o la pintoresca feria de San Cristovao (artículos, comida y música típicas del norte del país), o la ciudad de Niteroi (sede del Museo de Arte Contemporáneo diseñado por Oscar Niemayer).

IMG_0673w
El ambiente intimista de Bip Bip

Salidas nocturnas: Rio Scenarium es una de las discotecas más famosas del mundo, ubicada en el centro de la ciudad, funciona de martes a sábado y tiene música en vivo. Bip Bip es un pequeño barcito en Copacabana ideal para disfrutar de la samba en vivo y tomarse una cerveza.

Alrededores de Rio:

Se suele combinar una estadía en la cidade maravilhosa con visitas a alguna de sus paradisíacas playas vecinas. A 190 km al este se encuentra Búzios, una antigua aldea de pescadores devenida en famosa localidad balnearia repleta de posadas y argentinos. A pocos kilómetros de Búzios encontramos la península de Cabo Frio cuya localidad Arraial do Cabo es uno de los destinos preferidos para los amantes del buceo. Hacia al sur de la ciudad se encuentra la bella Paraty o hermosas islas como Ilha Grande (ideal para un descanso rodeado de naturaleza) e Ilhabela (una de las preferidas por las parejas como destino romántico).

P1190795w
Ilha Grande, naturaleza en estado puro

Alojamiento:

La ciudad posee gran oferta de hoteles, hostels y departamentos temporales a lo largo de toda su extensión. Uno de los mejores barrios para hospedarse es Copacabana dada su buena comunicación con el resto de la ciudad a través del Metro y numerosas líneas de buses. Por su particular trazado signado por los morros vecinos, desde cualquier punto se llega fácilmente a pie a sus extensas playas. Nosotros nos alojamos en Boulevard Bed and Breakfast que nos resultó muy conveniente por su ubicación y precio. Otros de los barrios más cómodos para hospedarse son Leme, Ipanema y Leblon, muy similares a Copa. Ubicarse en el centro de la ciudad puede resultar a veces más económico pero hay que tener en cuenta su lejanía de los balnearios y que durante los fines de semana la zona se encuentra demasiado solitaria y puede resultar un tanto insegura.

Precios y compras

Dinero. La moneda oficial es el Real y es la única que se acepta en todos los comercios. Casi la totalidad de las tiendas, así como operadores turísticos y hasta los vendedores ambulantes aceptan tarjetas de crédito y débito.

Precios. Siempre es delicado hablar de lo caro o lo barato porque depende de las expectativas de cada bolsillo, sin embargo se puede destacar algunas cosas. Si bien los restaurantes no resultan particularmente económicos se puede encontrar pequeños comercios donde comer un bocadillo y una lata de gaseosa por R 7, o una pizza grande por unos R 35, por ejemplo. Beber un jugo de frutas recién hecho puede costar en la playa alrededor de R 7, una lata de cerveza de 6 a 10 reales, una sombrilla para todo el día se puede conseguir por entre 5 a 8 reales o se le puede sumar dos sillas por un total de unos R 12. La opción de comprar en un supermercado y prepararse su propia comida resulta mucho más accesible, hay muchos y con una gran oferta en fiambres, bebidas, frutas y verduras (en relación con los precios argentinos resultan mucho más baratos).  En cuanto al transporte el boleto de metro cuesta R 3,70 y el de bus R 3,40. El bus desde el aeropuerto hasta Copacabana cuesta unos R 14,80 y demora unas dos horas en llegar. Si se opta por un taxi hay que pactar el precio de antemano (alrededor de los R 60) para no llevarse sorpresas desagradables al llegar a destino.

_MG_6134w
Agua de coco, una de las opciones para refrescarse

Compras. Si bien no es un destino de shopping, existen determinados artículos que se pueden encontrar a precios muy accesibles, sobre todo en el rubro indumentaria y si uno se aleja de los Malls, como por ejemplo las tradicionales ojotas Havaianas (a partir de los R 15) o remeras básicas (desde R 20). En las grandes tiendas como las lojas Americanas hay que estar atento a las ofertas que pueden ser tanto en ropa (remeras, calzado, ropa interior, bebés), electrónica (celulares y tablets) y juguetería.

Comidas:

No deberían irse de Rio sin haber probado el Açai que es una especie de helado hecho en base al fruto de una palmera amazónica y que se sirve con banana y cereales. Es ideal para disfrutar en la playa al igual que el agua de coco, el queso fundido y la caipirinha (cóctel hecho con cachaza, lima, azúcar y lima). Entre los platos típicos debe incluirse también la feijoada (especie de guiso hecho con frijoles negros y carne de cerdo, generalmente acompañado de arroz) y la picanha (que es carne bovina asada que se sirve con ensalada). Entre las cervezas, la típicas son la Skol y la Antártica (similares a la Quilmes argentina). De los jugos naturales, son deliciosos los de lima y los de ananá.

Transporte

Como en cualquier gran ciudad, Rio está muy bien comunicada con su sistema de transporte urbano. El metro lleva a la mayoría de los lugares de interés, también existe una amplia oferta de buses y taxis oficiales (aquí un calculador de precios orientativo). La bicicleta es una muy buena opción para disfrutar de la ciudad al aire libre.

 P1190495w

Sebastián Cabrera

Sebastián Cabrera

Soy un periodista argentino que viajo porque me apasiona y escribo porque, sencillamente, no puedo evitarlo.
Desde niño sentía que las vacaciones no estaban completas hasta que compartía mis aventuras en el recreo de la escuela. Ahora, de grande, ya no tengo el recreo pero sí este blog. La esencia es la misma.

Es bueno conocer la opinión de los lectores, podés dejar tu comentario para enriquecer el sitio.
Si te resulta útil el blog te invito a acompañarme con un "me gusta" en la página de facebook.
Sebastián Cabrera

Latest posts by Sebastián Cabrera (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *